¿Cómo ganar en bienes raíces?

como ganar en bienes raices

Ya se ha visto que invertir en bienes raíces, te dan la oportunidad de duplicar tu dinero invertido a largo plazo bajo modalidades de alquiler y venta. Esta última es una de las mejores en el mercado inmobiliario ya que cada año aumenta el valor de un inmueble. Sin embargo, saber dominar el tema de los bienes raíces, también puede convertirse en un gran inversión. Esta habilidad que requiere investigación en el mercado inmobiliario, permite controlar mejor los ingresos gracias a una increíble transformación financiera. El constante desarrollo inmobiliario en el Perú, ha traído como consecuencia nuevos cargos que aportan significativamente a la intervención de clientes interesados de una forma inmediata, logrando que se firmen contratos de compra de un inmueble diariamente. Se trata de otro tipo de inversión en el que puedes generar ingresos de una manera sencilla, permitiendo ahorrar tiempo para otro tipo de actividades.

El mito que existe en los negocios inmobiliarios es la idea de que se necesita tener dinero para poder entrar a ese tipo de negocios. Sin embargo, existen diferentes maneras en las que se pueden generar ingresos con actividades inmobiliarias sin tener que desembolsar dinero. Se trata de personajes que van a cumplir en su mayoría de casos, la función de intermediarios entre un comprador y un vendedor, en el Perú también son conocidos como agentes inmobiliarios o corredores inmobiliarios. Este tipo de cargos han surgido en el tiempo y se ha dado con mayor fuerza en algunos países de Sudamérica. Esta estrategia se ha formado debido a la demanda de inmuebles, y con ello, una asesoría casi personalizada y contacto directo entre el propietario y el cliente. Al final, cuando se llegan a concretar tratos, esta persona termina recibiendo altas comisiones que salen del proyecto vendido. A continuación, te mostramos algunas de las modalidades en las que puedes generar ingresos con este tipo de participación:

Una es la de intermediación inmobiliaria, que es una de las formas más comunes de inversión y cuyo personaje principal es el corredor inmobiliario. Esta persona se encarga de contactar a los compradores y vendedores en el mercado inmobiliario para que lleguen a un acuerdo, cobrando una comisión que puede ir hasta un 5% del valor del inmueble, dependiendo de las características de la vivienda como el tamaño y ubicación. El rol de los corredores inmobiliarios consiste en buscar propiedades para personas interesadas en comprarlas, o promover propiedades de alguien que ya las tiene hacia quien las quiera vender. Generalmente trabajan de manera independiente o en grandes compañías.

La segunda modalidad en la que se puede ganar ingresos en los negocios inmobiliarios, es la comercialización. Un comercializador es una persona que vende, y por lo general solo se dedican a la venta de un producto o un catálogo de productos de un propietario o empresa inmobiliaria. Es por esa razón que se diferencia del caso anterior, ya que además trabaja desde una oficina dada por la empresa. Las comisiones para este caso, suelen ser menores.

El tercer modo es uno de los más sencillos que existen, y consiste en una recomendación de un inmueble. Se trata de contactar a un comprador interesado con alguna persona que se dedique a promover propiedades, y de esta manera, si se logra llegar a un acuerdo entre ambas personas, el intermediario gana una comisión de hasta el 20% de la persona que estuvo promoviendo esta propiedad desde un comienzo. A esta actividad se le llama recomendación del referido.

La cuarta modalidad se da a través de la consultoría. Una vez que alguien logra desarrollar su aprendizaje en los negocios inmobiliarios, convirtiéndose casi en un experto, se pueden iniciar asesorías con personas interesadas en la compra de un inmueble, o empresas para el desarrollo de sus portafolios inmobiliarios. Las actividades que se pueden realizar son planes de crecimiento para las empresas inmobiliarias que estén en búsqueda de nuevas sucursales, pero esto solo vendría a ser la parte de la planeación, ya que la parte de la ejecución cambia relativamente la cantidad de ingresos que se pueden generar gracias a este tipo de trabajo.

La quinta manera de generar ingresos en el mercado inmobiliario, es a través de la administración. Bajo este cargo trabajan empresas o personas que se dedican a administrar propiedades para terceros, ¿Cómo? Cobrando las rentas, interviniendo en los asuntos de mantenimiento, asuntos legales, renovaciones de contrato, entre otros. El cobro por atender este tipo de actividades puede ir hasta el 10% del monto total de las rentas del lugar, ya que este trabajo se hace en reemplazo del propietario. Es algo así como un “tesorero inmobiliario”.

Por último, la sexta modalidad para generar ingresos a través de los negocios inmobiliarios, es en la intervención en el desarrollo de proyectos, convirtiéndolo en una de las actividades más completas que tendrá que cumplir la persona intermediaria. Se trata de una asesoría directa con el propietario, gracias al aprendizaje que se ha obtenido en la trayectoria de negocios inmobiliarios. Esta persona se encarga de orientar al propietario en función de perfilar un predio hacia un uso específico. Incluso, si el propietario no tiene el dinero o liquidez suficiente para el desarrollo del predio, esta persona se encarga de ponerlo en contacto con una tercera persona como un inversionista, y juntarlos para el desarrollo del proyecto inmobiliario. Es así que entonces, se puede obtener una comisión por el contacto, por el desarrollo del proyecto, por vender el proyecto, por construirlo y por administrarlo, englobando a casi la mayoría de modalidades vistas anteriormente.

Convertirse en un corredor inmobiliario o un agente inmobiliario puede ser o no, una tarea sencilla. El requisito más dependiente para este tipo de puestos va a ser el de un estudio adecuado de proyectos en venta y la habilidad para ponerte en contacto con posibles compradores y/o inversionistas que beneficien a la compra o financiamiento de un proyecto inmobiliario. Los programas del referido (por ejemplo), están en pie en algunas inmobiliarias de Lima, así como también puestos constantes para agentes inmobiliarios. Iniciando en una modalidad sencilla, tendrás la posibilidad de ganar experiencia y convertirte en experto y dueño de tu propia consultora inmobiliaria, como ya se ha mencionado anteriormente.

intermediacioon inmobiliaria

No te quedes con esta información... CompártelaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *